Presbicia: ¿qué es?

por | 26 Mar 2024

La presbicia es un problema visual común que afecta a muchas personas a partir de los 40 años de edad. También conocida como «vista cansada», la presbicia es la dificultad para ver de cerca debido al proceso natural de envejecimiento del ojo. 

Presbicia: ¿qué es?

La presbicia es un trastorno visual común que afecta mayormente a personas mayores, causando dificultad para enfocar objetos cercanos. Este problema se desarrolla gradualmente a medida que envejecemos y nuestro cristalino pierde flexibilidad, lo que dificulta el enfoque en objetos cercanos.

Las personas diagnosticadas con esta afección suelen experimentar molestias al leer, coser o usar dispositivos móviles sin la ayuda de gafas o lentes de contacto. Aunque no es una enfermedad grave, puede afectar significativamente la calidad de vida de quien la padece.

La presbicia es un problema visual común que afecta a muchas personas a partir de los 40 años de edad.

¿Cuáles son sus síntomas?

En el contexto de la presbicia, es fundamental reconocer los síntomas que pueden manifestarse. Estos signos suelen ser sutiles al principio, pero con el tiempo pueden volverse más evidentes. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

    1. Visión borrosa: La dificultad para enfocar objetos cercanos es uno de los primeros indicios de presbicia.

    2. Dolor de cabeza: Al esforzarte por ver con claridad de cerca, puedes experimentar dolores de cabeza frecuentes.

    3. Cansancio visual: La fatiga ocular después de leer o realizar tareas que requieren enfoque cercano es otro síntoma característico.

    4. Necesidad de alejar los objetos: Puede que notes la necesidad de alejar los objetos para poder ver con mayor nitidez.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden variar de una persona a otra y que la presbicia es un proceso natural de envejecimiento que afecta a la mayoría de las personas a partir de cierta edad. Ante cualquier duda o molestia persistente, es recomendable consultar a un especialista en salud visual.

¿Se puede operar la presbicia?

La presbicia, también conocida como vista cansada, puede ser tratada quirúrgicamente en algunos casos. La operación para corregir la presbicia se conoce como cirugía refractiva. Este procedimiento es una opción para aquellas personas que desean reducir o eliminar la necesidad de usar gafas o lentes de contacto para leer de cerca.

Existen diferentes técnicas quirúrgicas para tratar la presbicia, como la queratoplastia conductiva o la lente intraocular multifocal. No obstante, es importante tener en cuenta que no todas las personas son candidatas ideales para este tipo de intervenciones, ya que factores como la salud ocular general, la graduación y la edad pueden influir en la efectividad de la cirugía.

Antes de considerar una operación para la presbicia, es fundamental consultar con un oftalmólogo especializado para evaluar el caso de forma individual y determinar la viabilidad del procedimiento. La decisión de someterse a una cirugía refractiva debe ser cuidadosamente analizada y discutida con un profesional de la salud visual.

¿La operación de presbicia es definitiva?

La operación de presbicia es una intervención quirúrgica diseñada para corregir la visión afectada por la presbicia. Esta operación puede ser una solución efectiva para quienes buscan prescindir de gafas o lentes de contacto. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la efectividad de esta operación puede variar de una persona a otra.

En general, la operación de presbicia se considera un procedimiento permanente, ya que busca corregir la visión afectada por el envejecimiento del cristalino y no suele requerir intervenciones adicionales en el futuro. No obstante, como con cualquier procedimiento médico, existen factores que pueden influir en los resultados a largo plazo.

Es fundamental que consultes con un oftalmólogo especializado en presbicia para evaluar tu caso específico y determinar si eres un candidato adecuado para la operación. Asegúrate de discutir todas tus dudas y expectativas para tener una comprensión clara de lo que implica este procedimiento y sus posibles resultados.

Presbicia y astigmatismo

La presbicia es un proceso natural del envejecimiento que afecta a la capacidad del ojo para enfocar objetos cercanos, causando dificultad para leer o realizar tareas que requieren visión de cerca. Por otro lado, el astigmatismo es un error refractivo común que distorsiona la visión tanto de cerca como de lejos, provocando visión borrosa y fatiga visual.

En el contexto de la presbicia, el astigmatismo puede complicar aún más la visión, ya que ambos problemas pueden coexistir en una misma persona. Es crucial identificar y tratar cada condición de manera individual para garantizar una visión clara y nítida en todas las distancias.

Algunas opciones de tratamiento para la presbicia y el astigmatismo incluyen:

    1. Uso de lentes progresivas que corrigen la presbicia y el astigmatismo simultáneamente.

    2. Cirugía refractiva, como la cirugía Lasik, para corregir ambos problemas de manera permanente.

    3. Lentes de contacto especiales diseñadas para abordar la presbicia y el astigmatismo de forma personalizada.

Consultar a un oftalmólogo es fundamental para recibir un diagnóstico preciso y determinar el mejor tratamiento para cada caso específico de presbicia y astigmatismo.

Descubre las últimas noticias y consejos sobre salud ocular en el blog de la Dra. Raquel Medina, cirujana oftalmóloga en Salamanca. Confía en su experiencia para guiarte en el camino hacia una mejor visión.

¿Quieres pedir una cita?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo a la brevedad. 

5 + 15 =

Escrito por: Raquel Medina

Licenciada en Medicina y Cirugía año 1993, especialista MIR en Oftalmología año 2000.

Noticias relacionadas

Botón whatsapp