¿Qué es la conjuntivitis?: síntomas, tipos y tratamiento

por | 15 Mar 2024

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, la membrana que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo. Esta afección puede ser causada por diversos factores, como infecciones virales, bacterianas, alérgicas o irritantes.

Tipos de conjuntivitis

Entre los tipos más comunes se encuentran la viral, la bacteriana y la alérgica. Cada una requiere un enfoque terapéutico específico para su resolución:

    1. Conjuntivitis viral: Suele ser altamente contagiosa y está asociada a virus que causan resfriados comunes. Sus síntomas incluyen enrojecimiento ocular, ardor y lagrimeo constante. 

    2. Conjuntivitis bacteriana: Causada por bacterias, esta variedad puede generar secreción espesa y amarillenta en los ojos, además de enrojecimiento e irritación.

    3. Conjuntivitis alérgica: Más frecuente en personas con alergias, se desencadena por la exposición a alérgenos como polen o ácaros. Los ojos pueden picar intensamente y presentar hinchazón.

¿Por qué se produce?

Existen diversas causas que pueden desencadenar la conjuntivitis, como infecciones virales, bacterianas o fúngicas, alergias, exposición a agentes irritantes como el humo o el cloro, y hasta el uso prolongado de lentes de contacto. En ocasiones, la conjuntivitis puede ser resultado de una reacción alérgica a ciertos medicamentos o cosméticos.

Tratamientos

Una vez que se ha confirmado el diagnóstico, es crucial seguir un tratamiento adecuado para aliviar los síntomas y prevenir complicaciones. Aquí te presentamos diferentes opciones de tratamiento para combatir esta afección ocular:

1. Tratamiento farmacológico:

    • Gotas oculares con antibióticos para tratar la conjuntivitis bacteriana.

    • Gotas antihistamínicas o esteroides para aliviar la inflamación en casos de conjuntivitis alérgica.

    • En casos virales, se pueden recetar antivirales tópicos.

2. Medidas de cuidado en casa:

    • Lavado suave del ojo con agua tibia para eliminar secreciones y aliviar la irritación.

    • Compresas frías sobre los ojos cerrados para reducir la hinchazón y la incomodidad.

    • Descanso ocular para permitir la recuperación de la mucosa conjuntival.

Es importante seguir las indicaciones de tu oftalmólogo y completar el tratamiento prescrito para una recuperación efectiva y rápida. Ante cualquier cambio en los síntomas o empeoramiento, no dudes en consultar nuevamente a tu especialista.

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, la membrana que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo.
conjuntivitis.

¿Cómo se puede prevenir?

Para prevenir esta afección, es fundamental seguir algunas medidas sencillas pero efectivas:

    1. Evitar el contacto directo: al estar cerca de personas con conjuntivitis, intenta mantener cierta distancia para reducir el riesgo de contagio.

    2. Lavado frecuente de manos: una higiene adecuada puede ayudar a prevenir la propagación de la infección, especialmente si has estado en contacto con superficies contaminadas.

    3. No compartir objetos personales: evita compartir toallas, almohadas u otros objetos que puedan entrar en contacto con los ojos y propagar la infección.

    4. Evitar frotarse los ojos: aunque pueda resultar tentador, frotarse los ojos con las manos sucias puede aumentar el riesgo de contraer conjuntivitis.

En síntesis, la conjuntivitis puede presentarse en diferentes formas y requerir tratamientos específicos según su origen, por lo que es importante consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

¿Quieres pedir una cita?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo a la brevedad. 

9 + 11 =

Escrito por: Raquel Medina

Licenciada en Medicina y Cirugía año 1993, especialista MIR en Oftalmología año 2000.

Noticias relacionadas

Botón whatsapp