Síndrome del ojo seco: qué es, cuáles son sus síntomas y cómo tratarlo

por | 15 Mar 2024

¿Qué es el síndrome del ojo seco?

El síndrome del ojo seco es una afección ocular común pero a menudo subestimada, que puede causar molestias significativas y afectar la calidad de vida de quienes la padecen. Se produce cuando la cantidad o calidad de las lágrimas no es adecuada para lubricar el ojo de manera efectiva, lo que puede llevar a una sensación de sequedad, irritación y otros síntomas desagradables.

¿Cuáles son los síntomas del ojo seco?

En el vasto mundo de las afecciones oculares, el síndrome del ojo seco es un trastorno que puede afectar a cualquiera, generando molestias y dificultades en la visión. Conocer los síntomas del ojo seco es crucial para identificarlo a tiempo y buscar el tratamiento adecuado.

A continuación, se detallan algunos de los síntomas más comunes que podrían indicar la presencia de este síndrome:

  1. Picazón o ardor: Sentir una sensación de quemazón o comezón en los ojos puede ser uno de los primeros signos de ojo seco.
  2. Ojos rojos: La irritación causada por la falta de lubricación puede provocar enrojecimiento en la parte blanca de los ojos.
  3. Sensación de cuerpo extraño: Algo así como tener arena o polvo en los ojos, aun cuando no haya nada presente.
  4. Visión borrosa: La falta de humedad en la superficie ocular puede causar visión borrosa intermitente o constante.

Estos síntomas pueden variar en intensidad de una persona a otra y pueden empeorar en ciertas condiciones ambientales, como ambientes secos o con mucho polvo.

El síndrome del ojo seco se produce cuando la cantidad o calidad de las lágrimas no es adecuada para lubricar el ojo de manera efectiva.

¿Cuáles son las causas del ojo seco?

    1. La edad: A medida que envejecemos, es normal experimentar una disminución en la producción de lágrimas, lo que puede resultar en ojos secos.
    2. Factores ambientales: La exposición constante a ambientes con aire acondicionado, calefacción central o humo puede contribuir a la sequedad ocular.
3. Uso prolongado de pantallas: Pasar largas horas frente a dispositivos electrónicos puede disminuir la frecuencia con la que parpadeamos, lo que provoca una evaporación rápida de las lágrimas.
   4. Condiciones médicas: Enfermedades como la artritis reumatoide, lupus o diabetes pueden estar asociadas con el desarrollo del Síndrome del ojo seco.
5. Medicamentos: Algunos fármacos, como antihistamínicos, antidepresivos o medicamentos para la presión arterial, pueden tener como efecto secundario la sequedad ocular.

Es fundamental reconocer los síntomas del síndrome del ojo seco, que pueden manifestarse como sensación de ardor, picazón, visión borrosa, fatiga ocular o sensibilidad a la luz. Ante la presencia de estos signos, es recomendable buscar atención médica para un diagnóstico preciso.

¿Cómo se trata el ojo seco?

El tratamiento del síndrome del ojo seco suele incluir el uso de lágrimas artificiales, cambios en el estilo de vida para reducir la exposición a factores desencadenantes y, en casos más severos, procedimientos oculares como la obstrucción de conductos lagrimales.

Además, existen otros tratamientos que pueden incluir la utilización de geles o ungüentos oftálmicos para proporcionar una mayor lubricación durante la noche. También se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios para reducir la inflamación en la superficie ocular.

Consejos para aliviar el ojo seco:

    • Parpadear regularmente: ayuda a esparcir las lágrimas de forma uniforme en la superficie del ojo.
    • Evitar ambientes secos: usar humidificadores puede ser beneficioso para mantener la humedad en el aire.
    • Proteger los ojos: utilizar gafas de sol para proteger los ojos del viento y de la radiación ultravioleta.

En conclusión, el síndrome del ojo seco es una condición que puede afectar la calidad de vida de quienes la padecen. Sin embargo, con el tratamiento adecuado y la adopción de medidas para reducir la sequedad ocular, es posible aliviar los síntomas y mejorar el bienestar visual.

¿Quieres pedir una cita?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo a la brevedad.

6 + 9 =

Escrito por: Raquel Medina

Licenciada en Medicina y Cirugía año 1993, especialista MIR en Oftalmología año 2000.

Noticias relacionadas

Botón whatsapp